viernes, 23 de septiembre de 2011

La Historia de Jesus Malverde


Conocido también como un “bandido generoso” o como si se tratara del Robin Hood mexicano, Jesús Malverde es, sin lugar a dudas, un personaje controvertido al que la Iglesia Católica no acepta dentro del santoral; pero que los creyentes lo tienen en el rango de santo. Aunque ya hablamos anteriormente de este santo de los ladrones, creemos conveniente dedicar un post a hablar más de la historia de Jesús Malverde.
Jesús Malverde, apodado también “El Rey de Sinaloa” es un personaje de quien no se tiene certeza sobre su existencia real; sin embargo, su popularidad ha alcanzado tal nivel que hoy en día mucha gente habla de este personaje en términos de santo y, lo curioso al hablar del Malverde es que irremediablemente suele ser ligado hoy en día con el narco mexicano, incluso no es raro que cuando se habla de Jesús Malverde, muchos lo piensen inmediatamente como el Santo Patrono de los Narcos.
Como explicábamos en el post Oración a Jesús Malverde, aunque no existen datos concretos y verificados sobre su existencia, la leyenda cuenta que a finales del siglo XIX existió un Jesús Malverde nacido en Culiacán, Sinaloa, probablemente un ferrocarrilero, aunque también hay quien afirma que era un albañil. Lo interesante es que aunque los “expertos” en la historia de Jesús Malverde no logran llegar a un acuerdo sobre su oficio, sí están de acuerdo en señalarlo como un ladrón que murió probablemente ejecutado por autoridades mexicanas alrededor del año de 1909; aunque, como es de esperar, tampoco hay datos certeros en torno a su muerte.
Al raíz de esta leyenda poco clara, pronto Jesús Malverde alcanzó un rango de santo entre la población con más altos niveles de pobreza en Sinaloa, cosa que no nos debe extrañar, si tomamos en cuenta que este ahora Santo ayudaba precisamente a la gente más desprotegida de Culiacán, al más puro estilo del Robin Hood que todos conocemos muy bien; lo que sí resulta curioso es que un santo de los pobres pronto fue acogido también por los cárteles del narcotráfico de Sinaloa y más adelante, en todo el país llegando también a la frontera de Tijuana e, incluso, a Estados Unidos.
Hoy en día no es raro encontrar en la zona norte del país (principalmente en Tijuana, Baja California Sur; así como Culiacán y otros municipios del estado de Sinaloa), varias capillas en honor a este “santo”. Mención especial merece la que fue encontrada en 2009 en Tijuana, justamente en una de las zonas fronterizas más conflictivas entre México y Estados Unidos y también de las más importantes por el paso de drogas que ahí se realiza; lo curioso de esta capilla es que también fueron encontrados altares a la Santa Muerte, otra figura que también es emblemática y adorada por igual por los más pobres, así como por el narco mexicano. En este punto, es importante agregar que la Santa Muerte, al igual que Jesús Malverde no son aceptados como parte del santoral católico. Cuando las autoridades descubrieron esta capilla la destruyeron como una forma de “lucha” contra el narcotráfico; sin embargo, esto no ha logrado mermar ni la fe, ni el culto por Jesús Malverde o la Santa Muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...